944 21 50 09

Nunca antes el Día Internacional de la Mujer había adquirido un significado más profundo para nosotras en Curves.

No hay nada nuevo en que nos digan que hacer ejercicio debe ser una parte importante de nuestra vida. Sin embargo, a menudo nos enfocamos solo en los beneficios físicos del deporte y tendemos a olvidar que el ejercicio regular tiene la capacidad de empoderarnos en todas las áreas.

¿Qué tienen en común el empoderamiento femenino y el deporte?

Una de las primeras cosas que nos enseña el deporte es la relación con nuestro cuerpo: identificar los recursos que tenemos y, sobre todo, nuestros límites; nos permite descubrirlos, entrenarlos y superarlos. De la misma forma, el empoderamiento femenino, que al igual que el deporte es el proceso natural de crecimiento y fortalecimiento de la persona, lo que nos lleva a incrementar el sentido de conciencia, confianza y control de nuestras capacidades como mujeres.

 

El ejercicio aumenta la autoestima

 

Siempre que tomamos una decisión para mejorar nuestra salud, aumentar la fuerza o desarrollar la resiliencia, nos fortalecemos. Y ver que a esta elección le siguen resultados concretos, aumenta la felicidad y la confianza en ti misma. Convertir inseguridades, miedos y frustraciones en autoconfianza es fácil para nosotras.

 

El ejercicio enseña disciplina

 

La disciplina es una de las herramientas más efectivas que podemos utilizar para lograr nuestros objetivos, y el deporte nos muestra a diario y de forma visible cómo, aplicando la voluntad y la disciplina, nos ayuda a conseguir los objetivos más complicados.

El ejercicio requiere el compromiso de cambiar el estilo de vida. Es importante entrenar con constancia y disciplina, crear tu propio método, aprender a tomarte el tiempo y planificarlo, aprovechar tus fortalezas, conocer tus límites y superarlos.

 

El ejercicio ayuda a alcanzar nuevos objetivos

 

En todos los ámbitos de la vida, definir metas es el primer paso para lograrlas. Dar dirección y ritmo a lo que viene a continuación también ayuda a sentir una profunda sensación de satisfacción personal cuando obtiene los resultados.

Definimos objetivos específicos que nos orientan hacia acciones y a propósitos. Formula tu objetivo en términos positivos y convéncete de que vas a lograrlo. Los objetivos deben ser observables y alcanzables, para ver el progreso y los efectos reales de nuestras acciones. Por ello es tan importante realizar la evaluación de progresos cada principio de mes en tu gimnasio Curves.

 

La comunidad femenina de Curves

 

En Curves no solo entrenamos el cuerpo y la mente, sino también nuestro espíritu, a través del bienestar emocional y nuestra autoestima: por eso uno de los pilares de nuestra filosofía, además de la formación es el mutuo apoyo entre nosotras. Sentir el apoyo constante de nuestras entrenadoras nos hace sentir más motivadas durante los entrenamientos, responsables y constantes. Incluso fuera del gimnasio.

¡Porque juntas somos más fuertes!

 

Los gimnasios femeninos de Curves se encuentran abiertos para recibirte y asesorarte con la rutina de ejercicios que mejor se adapte a ti y a tu objetivo. ¿Quieres unirte a nuestro equipo de mujeres fuertes y llenas de vitalidad? Solicita ya tu cita en tu gimnasio más cercano ¡Te esperamos!

Call Now Button