944 21 50 09

¿Sabes por qué debes trabajar tu fuerza muscular?

Como muchas de nosotras sabemos, el entrenamiento es uno de los factores diferenciales para mantener un estado físico y de salud óptimos. El entrenamiento de fuerza en mujeres ha tenido tradicionalmente menos peso que los trabajos aeróbicos, por ejemplo, sin embargo, su importancia no debe ser subestimada.

A menudo el trabajo de fuerza en mujeres no se llevaba a cabo debido a mitos populares, como que este tipo de entrenamiento era una actividad masculina. Por suerte, estas creencias no eran ciertas y la mentalidad, apoyada en la ciencia, ha ido avanzando. El entrenamiento de fuerza por lo general siempre se relaciona solo con la ganancia muscular. Sin embargo, y más aún en el género femenino, posee una serie de beneficios.

1. Aumento de la tasa metabólica basal:

En este punto, se hace referencia a la cantidad de energía que nuestro cuerpo nos demanda cuando estamos en reposo Este aumento puede tener beneficios muy positivos a la hora de perder peso o para la disminución de los niveles de grasa corporal.

2. Ganancia de la densidad ósea:

El trabajo de fuerza puede llegar a ser muy importante en enfermedades como la osteoporosis. Gracias al aumento de masa muscular, los niveles de densidad ósea también aumentarán, con lo que el riesgo de sufrir fracturas óseas también descenderá.

3. Beneficios a nivel psicológico:

Uno de los beneficios más importantes podría ser el impacto a nivel mental que puede aportar. Varias investigaciones han demostrado que el entrenamiento de fuerza puede ayudar a reducir el estrés y nos ayuda a luchar contra la depresión y una baja autoestima.

4. Aumento de los niveles de fuerza:

Aumentar la fuerza a nivel funcional nos permitirá mejorar la capacidad a nivel funcional y a llevar a cabo de una manera más efectiva tareas del día a día. Conseguiremos con ello uno de los propósitos fundamentales de cualquier entrenamiento físico: la mejora de la calidad de vida.

5. Pérdida de la grasa corporal:

Esta es otra de las grandes preocupaciones de las mujeres antes de ponerse a practicar ejercicio físico. Gracias al entrenamiento de fuerza, los niveles de masa muscular también aumentan, a la vez que desciende considerablemente el porcentaje de grasa corporal.

6. Aumento de la capacidad de nuestros tejidos:

Debido al entrenamiento de fuerza, la resistencia de nuestros tejidos se verá aumentada considerablemente, y ganaremos estabilidad en las articulaciones.

Call Now Button